Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando las entradas de enero, 2015

Cual Miseria

Se quejan de su miseria, ¡ Cuál que no la veo, ! a que le llaman miseria, acaso tener autos y todos los días algo para comer... ¡es eso miseria,! qué saben ustedes lo que es comerse un pan pelado, junto a un poco de agua hirviendo, porqué el té que una semana se ha usado, ya no tiñe y su sabor se ha olvidado; acaso han comido una sopa de pan, eso que ustedes llaman... comida para animal. ¡ Quizás sea verdad,! esa vida es de animal, el no tener seguro para mañana el pan, tener que con cualquier cosa         a las tripas engañar; mas ustedes lloran por su miseria, porqué el café se ha acabado y solo queda leche y té para ser preparado, o de comer pan con mermelada y mantequilla se han cansado, pues para el jamón no ha alcanzado; ¡ésa es pobreza! Entonces los que viven los de más... ¡que será... ! Subsistencia infernal.


Poeta Minero
Derechos Reservados

Fruta Prohibida

Tengo derecho a mirarte a los ojos, a derrumbar un castillo, por culpa de una mirada, pero estas enamorada, quizás lo sabré mañana, en ese espacio del tiempo en que el corazón busca su identidad, en ese mismo instante estaré yo para preguntarte es amor, es la lejanía de un recuerdo que te hace palidecer, la distancia que se acorta después de un mes, pero por que pongo dudas en tu corazón, por qué necesito tu verdad, eres fruta prohibida, esa es la verdad... pero quien no quiere asir una flor, quien no quiere embriagarse con su perfume y color, acaso la nube no se devora el sol y el viento la mueve, para darnos un rayito de sol, un rayito de esperanza, que pueda transformar la ilusión, esa ilusión de acariciar ríos, de tocar estrellas, de ser el único  marinero, navegando en medio de tus cejas,
pero las palabras se las lleva el viento



Poeta Minero
<

Tu Llanto

Tu llanto lleno de noche invade mi soledad, no es a la oscuridad a lo que temo, si no a tu llanto, a ese grito lastimero, que viene desde los fines del tiempo, el amor un llanto eterno, pasión hiriendo fibras sentimientos, la noche lo oscuro... lo incierto, tu llanto lo cierto; Al sentir ese lamento, se me quebró el silencio y pienso en ti más allá del momento, haciendo mío ese llanto eterno, de amarnos más allá de los tiempos, tu llanto lo siento, porque soy yo las lagrimas, que de tus ojos vienen cayendo, un llanto llamado sentimiento,
lo siento... lo siento...     


Poeta Minero
Derechos Reservados

El teniente 102 años

Hoy se celebra, 102 años de intensa labor; que empezó con una lámpara, un pañuelo, un sencillo barreno, y miles de sueños arrancados del cerro… Con hombres de todos lados, que cambiaron su vida por un nuevo sueño.
Eran de anchas espaldas curtidas al sol, venían de campos lejanos a cambiar su historia de campesino, de peón… siendo mineros de ton y son. A giros de carreta; así comenzó esta historia donde los hombres tuvieron que aprender a navegar en esa oscuridad esparcida de soledad… Llegaron envasar truenos para despertar a la roca de su milenario sueño; ese sueño que ha llevado generaciones de hombres y mujeres a elevarse por los cerros para sacar el rojo de la modorra del cobre chileno

Accidente

Y en un segundo todo se vino al suelo… Las normas, la AST… Mi cuerpo, mi cabeza… y la fortuna me llevo en sus manos, siendo tan solo un susto un alerta, ¿ Pero qué no hice… Me pregunte? ¡ donde estuvo el error! Es mío, de él, de nosotros… y veo que cualquier análisis es poco que señal pase por alto, y cierro los ojos y caigo… caigo… hoy la fortuna me tomo en sus brazos, pero mucha cosa que no                                           se hicieron me mostro, no era el,

Reencuentro

Te robe de tu vida un momento, mi frenar fue brusco, violento, se turbaron nuestros corazones y pensamientos... al reencontrarnos después de tanto tiempo y es cierto, lo grande de nuestros sentimientos, pues se puede vivir muchos años que son una rutina y acostumbramiento y solo una hora es lo real, lo cierto; en un minuto nace y muere una vida, en un segundo se juntan nuestros cuerpos, si eso no tiene sentido, la magia del momento, entonces porque a pesar de los años, esto sigue despierto, porque a pesar de todas las leyes, horas, años... y diversos caminos que tomamos en algún momento, te sigo queriendo como si no hubiera  transcurrido el tiempo.



Por qué Cambiar

Por qué he cambiado me preguntaras, Si es normal sentirse enamorado Y después sentir la agonía de un triste final, ¿por qué he de cambiar,? Si el mundo sigue afuera igual, Pero la vida aquí se me quiere desbordar, ¿ por qué he de cambiar, ? Siendo que cuando vea en otro la felicidad, Sólo tendré la cabeza que agachar Y musitar... Qué lindo será sentir el amor que te  da  felicidad,
¿ para qué cambiar, ? Si todo es normal... Enamorarse y al mismo tiempo olvidar, ¿ por qué he de cambiar... ? si yo me he de sentir feliz, que con otro mis sueños vayas a vivir, por eso, ¿ para qué cambiar... ?
si solo me queda un triste y largo final.

La Ronda Ronda

Vamos a formar… una gran ronda para cantar, los niños una vuelta darán, las niñitas saltarán, vamos giremos todos que vamos a jugar a la ronda sin detenernos más, los niños se agacharán, las niñitas cantarán, a la ronda, ronda, vamos a jugar… pues todos los niños las manos se darán, giremos para un lado, miremos hacia atrás, pues la ronda, ronda,
no se acabará

Navegaremos

En un barco manicero vamos a navegar por las olas de calles de la ciudad, Tú serás el capitán yo hijo tu timón, cuidado no vayas a naufragar, porque los tiburones luminosos te tentarán a caer al mar... donde hay un cardume de tiendas pirañas… las cuales de por vida te pueden endeudar, mejor vayamos a surcar las olas… de calles de esta ciudad; junto al barco manicero, vamos a llevar algodones de azúcar, para endulzar la travesía por este mar; mira un organillo con un monito, flotando mansamente están, las olas de las calles los mecen sin cesar, es hora de descansar o si no vamos a zozobrar, como el afilador con su silbato que anuncia su labor o como el hojalatero, soldador, con su tarro con leña y su cautín a vapor… vamos hijo a navegar, porque el barco manicero necesita de ti su capitán te lo dice el viejo lobo de mar

Luchadores

Las flores del esplendor se ennegrecen… por las muertes y el dolor… de aquellos que han muerto por dar esperanza, ha aquellos que no han sabido levantarse, enredándose en las espinas
sin ser flor.

11 de Septiembre

Desde un 11 de septiembre que no veo volantines en libertad, de ese día veo la bandera enlutada, mis calles ensangrentadas, Septiembre recuerdo en tus días a los asesinos, ya no veo palos encebados solo veo rostros de torturados y un pañuelo solitario revoloteando en una cueca… en las manos de viudas, enarbolando una pena; volantines encadenados… un once te han apresado, Septiembre pasado un setenta y tres
quedaste ensangrentado.