Fruta Prohibida



Tengo derecho a mirarte a los ojos,
a derrumbar un castillo,
por culpa de una mirada,
pero estas enamorada,
quizás lo sabré mañana,
en ese espacio del tiempo
en que el corazón busca su identidad,
en ese mismo instante estaré yo
para preguntarte es amor,
es la lejanía de un recuerdo
que te hace palidecer,
la distancia que se acorta
después de un mes,
pero por que pongo dudas en tu corazón,
por qué necesito tu verdad,
eres fruta prohibida,
esa es la verdad...
pero quien no quiere asir una flor,
quien no quiere embriagarse con su
perfume y color,
acaso la nube no se devora el sol
y el viento la mueve,
para darnos un rayito de sol,
un rayito de esperanza,
que pueda transformar la ilusión,
esa ilusión de acariciar ríos,
de tocar estrellas,
de ser el único  marinero,
navegando en medio de tus cejas,

pero las palabras se las lleva el viento



Poeta Minero

Derechos Reservados







Comentarios

Entradas más populares de este blog

Antonio Lara Ramirez

Víctor Navarro Molina "De mi libro corazón minero"

Titulares de Prensa