Entradas

Mostrando las entradas de mayo, 2014

José Zúñiga y Rodrigo Zúñiga

Imagen
Se levantan a la misma hora a trabajar, Josè toma los buses tenientes, Rodrigo el de los particulares. Josè lleva casi treinta años, Rodrigo acaba de empezar… Los dos llegan a la mina a trabajar, Josè tiene un buen sueldo, Rodrigo gana menos de la mitad, a pesar que hacen lo mismo y trabajan en el mismo lugar… Josè es de Teniente, Rodrigo es el hijo… Que acaba de empezar… ¿Quién ha visto el mañana? nos decíamos… Siempre sin cesar, yo lo vi por un momento trabajando de particular.

Poeta Minero
Derechos Reservados




RANCAGUA CON RESTRICCIÓN PARA PODER RESPIRAR.-

Imagen
Fui semilla que botó el viento,
leve brote primaveral…
diminuto, frágil. Fui árbol… Consumí el dióxido de carbono
Y  me talaste…
Me convertiste en leña,
sin esperar a que me secara…
fui humo negro por la ciudad,
mas yo contaminé  lo que en vida purificaba….
Muriendo tú conmigo…


Poeta Minero
Derechos Reservados

María Jose

Imagen
María José

Rayito de oro carita de manzana, hoy y mañana, mi niña traviesa me robas el almas… con tu inocencia
de niña mimada.



Poeta Minero
Derechos Reservados


Miseria

Imagen
Boca de lobos es la miseria
Con aliento a muerte
entremedio de sus dientes…
Sin retorno, sin una pausa,
va corriendo a su lado la muerte,
deben de quedar sufrimientos
Por los que pasar,
tormentos no vividos
que no quiere acunarla en sus brazos…
¡Esquiva muerte te olvidaste de ella…!
dejando una eterna y viva miseria.


Poeta Minero
Derechos Reservados

La Pepona

Imagen
La Pepona


Cuerpo de trapo
pelo de lana azul
ojos grandes almendrados
que sobresalían de su cara.
Era el tuto, de mi hermana
la pepona…
sonrisa eterna.
Remendada mil veces
renacía
para jugar en los días
de inocencia plena. Cuántas tardes de sol o nubes fueron acompañadas por ella.

Poeta Minero
Derechos Reservados

Zapatos con hoyo

Imagen
zapato con hoyo
recuerdo mi caminar accidentado por los caminos,
sobre todo cuando habìa llovido...
pues el cartòn del zapato que cubrìa mi miseria,
con el agua habìa zucumbido
y el hoyo de la media suela quedaba al descubierto...
quedando mis calcetines empapados...
y ahì las piedras me hacìan la mala pasada,
pues en la planta del pie
se me quedaban inscrustadas,
lanzando gritos profanos...
pues ni el diario ni el cartòn
eran lo suficientemente grueso...
para salvarme del dolor.



Poeta Minero Derechos Reservados