Accidente








Y en un segundo
todo se vino al suelo…
Las normas, la AST…
Mi cuerpo, mi cabeza…
y la fortuna me llevo en sus manos,
siendo tan solo un susto un alerta,
¿ Pero qué no hice…
Me pregunte?
¡ donde estuvo el error!
Es mío,
de él, de nosotros…
y veo que cualquier análisis es poco
que señal pase por alto,
y cierro los ojos
y caigo… caigo…
hoy la fortuna me tomo en sus brazos,
pero mucha cosa que no
                                          se hicieron me mostro,
no era el, si no nosotros
era una señal que la mire de reojo…
y la cola era muy larga para detener una caída,
pero me salvo la vida…
caigo , caigo…

viendo que todo lo que se prevé es poco.

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Antonio Lara Ramirez

Víctor Navarro Molina "De mi libro corazón minero"

Titulares de Prensa