Niña solitaria




Cuando veo tus ojos tristes
evadir los míos,
pienso si alguna vez
fui fruto del amor,
pasión desbordada…
sueño de felicidad en un vientre encubada,
cuando tus manos me toman
quisiera que me apretaran,
en un abrazo de fuego,
de ternura y frases que arrullan el alma,
pero solo me aprietan para apartarme de tu mirada,
¿ como puede ser que sea
sangre de tu sangre,?
 fruto de un amor
que alguna ves floreció,
que culpas ajenas
carga mi existencia…
que tus labios no me besan
con la bendición de un padre…
y crezco sola interrogando
a mi madre…
si es verdad que existe
el amor de padre.

poeta minero



Comentarios

Entradas más populares de este blog

Antonio Lara Ramirez

Víctor Navarro Molina "De mi libro corazón minero"

Titulares de Prensa