Ir al contenido principal

El LHD




El LHD

            Era un turno normal, las palas sacaban la saca a su ritmo habitual moviéndose por las calles con soltura. En el punto de extracción, el operario con su pericia llenaba su balde una y otra vez. Abajo, los trenes de acarreo, el polvo.
            La dimensión de estos equipos, a veces no permiten tener una gran visión, sumado a eso, los túneles por donde circulan son estrechos, en partes, no más 30 centímetros de espacio libre a cada lado, por ello, está prohibido transitar. Cuando es ruta compartida, hay un loro que autoriza la pasada. Es el único que sabe cuándo el equipo LHD no representaba un peligro para el peatón.
            Ese día, a un mecánico se le olvidaron herramientas en esa ruta, estaban arreglando una pala así que decidió entrar rápidamente a buscarlas. El operario llevaba como 15 baldadas sacadas, ya casi al terminar el turno. Hacía su trayecto automáticamente, con su respirador puesto, sus lentes, el  ronco zumbar de su máquina ya no le afectaba; entro al punto de extracción sacó su  baldada llena de saca, levantó el baldé giro y enfilo a vaciarlo, rugió el motor y comenzó a tomar velocidad,  hasta llegar al pique y vaciar su carga, retomó la carrera y de pronto sintió que una rueda se levantaba, como si pasara por encima de una roca que se hubiera caído.
            Así que pensó sacarla a la  vuelta. Fue a sacar la otra baldada, de vuelta, de nuevo la rueda se levantó un poco, esta vez decidió parar el proceso y sacar el obstáculo.
            Bajó el balde, detuvo el equipo,  se sacó la máscara, y se encaminó al lugar de donde estaba la piedra. Cuando llegó, se desplomó en el suelo y se puso a llorar… llamó por radio al capataz y al poco rato llegaron los jefes y ganchitos a ver un espectáculo dantesco.
            Una mancha en el piso era lo único que quedaba de lo que  había sido su ganchito el mecánico.







Comentarios

Entradas más populares de este blog

Antonio Lara Ramirez

Una ves mas...
 lamentamos una partida.. una ves mas...  discursos de que nunca mas..
.de que la seguridad es la prioridad...
y Manuel Antonio Lara Ramírez ,
es uno mas de los que engrosa lalarga lista de hombres..
que han dado su vida en pos de un mejor bienestar...
Que no se hizo esto,
lo otro,dirán...
 Pero eso ya no sirve para sus familiares,
Una vez mas el llanto de tantos seres queridos...
conmoverán nuestras almas...
Una vez mas...
estamos despidiendoa un minero del teniente.
El cobre de nuestra patria
Se tiñe de rojo este día...
Una ves mas...

Titulares de Prensa

El pobre tomó los diarios

donde decía: 
a Trump no le dan la mano.
Los arrugó y se abrigó con ellos.
Con los titulares limpió
su pobre humanidad.
Nada cambiaría
su rutinaria miseria.
Ni las encuestas
ni el patrimonio de Piñera
Impidieron encontrarlo
congelado en la acera.
Poeta Minero

Víctor Navarro Molina "De mi libro corazón minero"

"el unico Trabajador de tte. que no pudo ser rescatado, al caer al crater de la mina, quedando su cuerpo hay para siempre.


No estas desaparecido si no que quedases fundido en la última alquimia roja del cobre, entre la montaña y el cielo, fundido como los metales de las estatuas de los héroes como los marineros que se funden en el mar, en su último adiós, quedando entre el mar y el cielo, fundido en el cráter de la mina que te dio y llevo la vida, Víctor Navarro Molina no has desaparecido, por que también en nosotros
has quedado fundido

Poeta Minero
Derechos Reservados