Hambre





Hasta mañana hambre…
intentare olvidarte o dejarte,
busqué trabajo en todas partes,
en todas esas partes en donde me
dijeron, no hay,
así es que tendré que vender mi miseria,
pero para mendigar…
hay que sentir dolorosamente la pobreza,
o seguiré siendo un vendedor ambulante,
pero me han llevado tantas veces detenido
y me quitan todo lo mió;
entonces el hambre seguirá mañana,
cuando me suba a una micro cantare tu tonada
y con ella engañare las tripas
de  mis hijos,
que no han tenido culpa de nada,
solo de haber nacido en medio
de una sociedad muy poco solidaria,

que se enriquece con el hambre de tanta gente.


Poeta Minero
Derechos Reservados

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Antonio Lara Ramirez

Víctor Navarro Molina "De mi libro corazón minero"

Titulares de Prensa