Refugiados "Nuevo"





Vamos hijo sigamos la marea de la desesperanza
por campos ajenos…
Arranquemos de la fatídica rutina de muerte,
de la extinción inhumana…
Colémonos en esa caminata de hambre,
para derribar fronteras…
Donde nuestras muertes le son ajenas.
Vamos hijo aun te queda un último aliento
La muerte cada día te arranca un poco
de mis brazos cansados,
no terminaras muerto…
¡ lo juro ¡
en una playa cualquiera.

Poeta Minero
Derechos reservados


Comentarios

Entradas más populares de este blog

Antonio Lara Ramirez

Víctor Navarro Molina "De mi libro corazón minero"

Titulares de Prensa