Mi compañera

    


Necesito de ti,
como mis ojos
necesitan las lagrimas
para limpiar y purificar
mi mirar;
necesito de tu presencia,
como el latir de mi corazón,
aparto muros...
derribo rejas,
llego hasta tu puerta,
te tomo en mis brazos
y te amo con fuerza,
para volver a empezar,
a levantarme,
para derribar culturas,
ideas, pesadillas...
sombras pasadas
que nublan por un instante
nuestras vidas,
pero estás de pie junto a mí
y te siento mía,
aunque se nos doblen las piernas
acercándonos al suelo,
te levanto y corro de nuevo,
derribando muros fronteras,
luchando por ti una vida entera,

porque eres mi compañera.

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Antonio Lara Ramirez

Titulares de Prensa

Víctor Navarro Molina "De mi libro corazón minero"