Cansancio





Cuando termina el turno,
el minero sólo quiere
desplomarse en los asientos,
para recuperar sus energías gastadas.
Se cierran los ojos,
se aletargan los músculos;

cuando van en el tren
 abandonando su diaria jornada.

Mañana volverán,
con sus energías renovadas,
mañana, será hasta mañana...
por hoy la pega está terminada.


Comentarios

Entradas más populares de este blog

Antonio Lara Ramirez

Víctor Navarro Molina "De mi libro corazón minero"

Titulares de Prensa