Un dedo


              

Un dedo
Cuando ya se habían cerrado todos los caminos,
par lograr salir del atolladero,
se ponían a pensar en cuanto vale un dedo…
¿un millón, un ciento….
una sed… una semana de comida…
y que dedo seria,?


y en el frió riel adormecido por algún hielo,
se ponía el dedo…
para tener desesperadamente algo de dinero…
¿cuanto vale una amputación…
una deuda, una comida…?
y el dedo al contacto con la maza caíaaaaaa………

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Antonio Lara Ramirez

Titulares de Prensa

Víctor Navarro Molina "De mi libro corazón minero"