Bombeo en la mina

Luis Abarca Farfán


Tantos años de trabajo,
tantos sueños y esperanzas
quedaron sepultado en un bombeo…
la saca, la saca había que sacarla diariamente…
y un embudo mortal se hizo hacia el cielo…
sepultando a nuestro compañero.
En segundo todo cubrió,
en segundo…
nuestro amigo partió…
explicaciones habrán muchas…
que se sacaba mal… que nadie iba arriba el cerro a chequear,
que la producción era lo primordial,
pero nada de esas explicaciones
a nuestro amigo le servirán…
¡podremos devolverle la sonrisa a sus hijos,
la alegría a su esposa…
¡ nada será lo mismo…
el barro cambio las cosas…
ojalas sea una lección aprendida…
de manera muy dolorosa.
Un bombeo sepulto no solo a un amigo,
Si no que muchas otras cosas.

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Antonio Lara Ramirez

Víctor Navarro Molina "De mi libro corazón minero"

Titulares de Prensa