Once por Tres


Espérame vida mía
me voy tan solo
once por tres a la mina.
La Franela con lagrimas
en los ojos lo veía...
como se alejaba
rumbo a la mina.
Once por tres...
te esperare mi vida,
no te olvides de mí
allá arriba en la mina,
te esperare por dios que me mira.
Y él trabajaba
noches, días...
pareciera que esos once días...
nunca terminarían...
espérame vida mía
me voy tan solo
once por tres a la mina.
Por fin llegó el último día,
es el último turno,
hoy se acaban esos once días...
estaré con mi Franela...
con mi esposa querida...
once días de espera
y tres en que se me pasa
volando la vida...
Pero la roca estalló
ese último día...
Llevándose siete vidas.
Y la Franela llora de negro
por esos once días...
que no terminaron nunca...
para estar con su amor tres días.
La roca explota llevándose
a su amor...
que solo se iba
once por tres rumbo a la mina.

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Antonio Lara Ramirez

Víctor Navarro Molina "De mi libro corazón minero"

Titulares de Prensa