Heroes en el dolor






Llego la alarma a Quebrada Teniente
y ellos corrieron raudamente,
dejando todo de lado;
No eran sus amigos,
eran seres humanos en peligro
y corrieron, corrieron…
Porque vehículo no había,
era útil en otro lado
y no estaba en la mina ese día,
corrieron, corrieron…
era una carrera contra el tiempo,
que salvaron dos vidas,
gracias a estos héroes…
que corrieron, corrieron,
con toda el alma ese día,
sin preguntarse nada,
solo sabiendo que tenían que ir,
pues la vida para algunos
gracias a ellos podía seguir…
aunque en los brazos de uno de ello
esa vida se extinguió…
Cristián Loyola partió…
Sin darse cuenta quizás,
Pues la vida se le evaporo
Como el gas.

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Antonio Lara Ramirez

Titulares de Prensa

Víctor Navarro Molina "De mi libro corazón minero"