La Muerte




La muerte se le asoma
de vez en cuando al minero,
que se atreve adentrarse en el cerro,
en un segundo su vida toma,
porque la muerte no se doma;
la roca explota inesperadamente,
porque los riesgos están presente
en cada una de las labores,
de los oscuros socavones,
en que trabajan los mineros
de el Teniente.




Comentarios

Entradas más populares de este blog

Antonio Lara Ramirez

Víctor Navarro Molina "De mi libro corazón minero"

Titulares de Prensa