Jaujau


Jaujau




Tú figura inconfundible,
tu cigarro en la boca
y a flor de piel la talla la broma.
Sencillo, humilde minero
todos te conocían,
y entre tallas y tallas,
tu figura no pasaba inadvertida,
el naipe te entretenía,
dar un capote era la felicidad
del día.
Ese era Jaujau,
Simple como la lluvia del sur,
humilde como el carbón,
alegre como los que nada codician.
minero de toda una vida,
nos pediste que no lloráramos,
que alegre como eras
aceptáramos tu partida,
por eso con aplausos
te damos esta despedida.

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Antonio Lara Ramirez

Víctor Navarro Molina "De mi libro corazón minero"

Titulares de Prensa